Mechas balayage: ilumina tu melena durante todo el año

mechas-balayage

Si aún no conoces las mechas balayage… ¡estás en el sitio adecuado! La palabra “balayage” significa barrer en francés y, como su propio nombre indica, el estilista utiliza un pincel para barrer el color escogido de manera descendente desde la raíz hacia las puntas a través de mechones muy finos para conseguir un efecto degradado.

Después coloca un algodón debajo de cada uno para no manchar el resto del pelo y cubre el cabello con film transparente para dejarlo actuar. El resultado es unas mechas balayage con  un color muy natural, lleno de luminosidad y matices que arrasa. Y no nos extraña porque este tipo de coloración es todo ventajas.

Mechas Balayage – Adiós al efecto raíz

Esta maravillosa técnica no crea el temido efecto raíz porque no se ve dónde empieza la mecha y dónde termina. Además, al trabajar de forma tan sutil y superficial cada mechón el cabello no se mancha y evita un efecto cebra donde aparecen las mechas bien diferenciadas, como si fueran rayas.

 

Resultado híper natural

Las mechas balayage tiene como objetivo aclarar el pelo y si hacen con el pincel dando únicamente donde tu pelo lo necesita. Se puede realizar con hasta tres tonalidades (para no huir de la naturalidad) y de esta manera se crean puntos de luz para dar fuerza y movimiento a la melena. El resultado de estas mechas es tan natural porque la mecha se funde con la base y crea un efecto como de cabello bañado por el sol.

 

las mechas balayage son mechas para cualquier tipo de pelo

Menos visitas a la peluquería

El hecho de no marcar la raíz, sino que la difuminan, permite acudir menos veces a nuestro salón para el retoque de color. Por eso, es importante usar los productos adecuados para mantener el tono. Por ejemplo, en el caso de rubios usar un champú matizador para evitar los tonos amarillos y que sea sin sal para proteger la hebra. De todas maneras, en el caso de las balayage el cabello no se apaga tanto gracias a que no se usa papel de plata, que acelera su oxidación.

 

Para todos los colores

Al contrario de lo que mucha gente piensa, esta no es una técnica sólo para rubias, sino que también se puede realizar en bases castañas, morenas, pelirrojas… Al trabajar con diferentes tonos a la vez se crea un degradado muy sutil capaz de iluminar cualquier melena.