Champú, descubre si estás utilizando el correcto

chmapú-correcto

Elegir el champú adecuado para nuestro pelo es mucho más importante de lo que la gente imagina. A la hora de elegir el champú mucha gente se fija en el estado de su melena de medios a puntas. Esto es un error porque los champús son productos diseñados para limpiar el cuero cabelludo. Para elegir correctamente y dar a nuestro pelo los cuidados que necesita debemos guiarnos por la zona cercana a la raíz del cabello e identificar si nuestro pelo es normal, seco o graso.

¿Como identificar el champú correcto?

Para elegir el champú correcto tenemos que aprender a identificar como es nuestro cuero cabelludo. Porque es él quien determina qué tipo de pelo tenemos. ¿Empezamos?

Pelo normal

Se identifica porque la raíz tiene brillo y necesita una frecuencia de lavado alternada, es decir, día sí, día no. Si se tiene el pelo normal se recomiendan los champús hidratantes porque aportan agua, brillo y mantienen la salud y humectación del pelo. Algunos de los ingredientes más comunes en estos champús son: aloe vera, agua de coco, pantenol, extractos de frutos antioxidantes, frutos rojos, bambú, etc.

champú

Pelo seco

Tenemos un pelo seco cuando la raíz no tiene brillo, flexibilidad ni movimiento. Los productos nutritivos son sus principales amigos, ya que contienen activos grasos que reponen los lípidos del cabello. Los cuales se recomiendan en pelo seco, muy seco, dañado, con mechas o decoloraciones. Se reconocen porque en el etiquetado podemos observar que contienen aceites vegetales, como por ejemplo el argán, almendras, aguacate, coco, etc.

champú

Pelo graso

Si el cabello no dura limpio mucho tiempo es porque tienes el cuero cabelludo graso. Es decir, si te lavas el cabello por la mañana y al cabo de unas horas presenta un aspecto descuidado, ‘sucio’ o apelmazado, no hay duda, tu pelo es graso. Los productos indicados para pelo graso, mixto o con pH neutro son los más idóneos para este tipo de cabellos, porque limpian el cuero cabelludo sin alterar ni irritarlo.

Es muy importante tener en cuenta que cuantas más veces se lave el pelo, el champú debe ser más suave, para evitar irritaciones y alteraciones en nuestro cuero cabelludo. También hay que poner mucha atención a los cabellos que tienen la raíz grasa y las puntas secas porque, aunque la melena presente un aspecto seco o quebradizo, el champú elegido siempre sebe estar indicado para cabello graso. En este caso habrá que evitar los productos nutritivos, ya que como hemos mencionado anteriormente, la función del champú es limpiar el cuero cabelludo.

champú

Champús de uso complementario

También podemos encontrar champús que tienen diferentes funciones, en función de las necesidades de cada cabello. Algunos de los más utilizados son:

Champú anti-caspa

Los champús con activos anti-caspa protegen la flora microbiana, que es el causante de la caspa. Nunca se debe usar un champú anti-caspa todos los días, se deberá alternar con otro tipo de champú en función del tipo de pelo. También se puede mezclar con un champú hidratante, para evitar que el champú anti-caspa reseque en exceso nuestro cabello.

Champú anti-residuos

Este tipo de champú elimina residuos y limpia la hebra y el cuero cabelludo en profundidad. Por su gran componente limpiador tampoco es un producto de uso diario, ya que puede provocar el aumento de la porosidad del cabello y en consecuencia, la pérdida de la propia keratina. Eso sí, es ideal para lavar el cabello en profundidad y se puede utilizar una vez al mes o para abrir la cutícula antes de realizar una hidratación en casa, ya que así, los nutrientes de la mascarilla penetrarán mejor en el cabello.

 

Es importante destacar que la función de los champús es abrir la cutícula para limpiar en profundidad, por eso, debemos finalizar el lavado del cabello con un acondicionador, de medios a puntas, el cual sellará la hebra y evitará que se vuelva porosa. Piensa que elegir el champú correcto evitará que tengas un pelo dañado y con mal aspecto.

 

Dicho todo esto, esperamo que haya sido de vuestro interés y os dejo un link donde hablamos de si «El cabello se acostumbra a los productos o no» para que, junto a este post podáis complementar la información necesaria para poder elegir mejor los productos que usamos en nuestro pelo.

¡Hasta la próxima!